10 de marzo de 2013

La importancia del eufemismo y el lenguaje políticamente correcto.



Ante todo, respeto. Esa debe ser la base que nos guíe en nuestro día a día, y para respetarnos es muy importante la forma en la que nos expresamos.

Guardar  las apariencias no quiere decir ser falsos, sino ser prudentes.
Cualquier persona que se precie no puede hablar de la misma forma en un entierro como en un bar. De igual manera también es prudente cuidarse de expresar las opiniones con personas a las que apenas se conoce.
Un lenguaje políticamente correcto proporciona a dicha persona la diferencia entre hablar y saber hablar.
Por este motivo no veremos a políticos o personas con prestigio social hablar de una manera vulgar o sin respetar las opiniones del resto de personas; ya que todo argumento personal que se utilice podrá utilizarse en contra de la propia persona ya que están de cara a un publico con diversas opiniones, las cuales están a favor o en contra de aquello mencionado.

La clave no está en mantenerse totalmente imparcial sino en tomar una postura respetando el resto. Esto lo conseguimos con el lenguaje.
Respetar a alguien implica que te respeten. Hoy en día se confunde la libertad de expresión con decir lo que dé la gana. Como si no solo la propia opinión de uno mismo fuera la que contara.

Existen diversas opiniones, las cuales pueden coincidir con uno mismo o no pero lo importante es expresarlas de forma correcta, sin faltar al respeto.

2 comentarios:

Antonia dijo...

Estoy de acuerdo contigo. El respeto es un pilar fundamental a la hora de expresar nuestra opinión; sin embargo opino que ese respeto no se encuentra en el lenguaje usado por nuestros políticos ni en el usado por muchos de nuestros personajes famasos.
Buen texto para el debate, Patricia.

Patricia Leal dijo...

A lo que me queria referir con los políticos y personajes famosos es que cuidan la forma que tienen de expresarse porque mucha gente les ve.
Muchas gracias Antonia.