4 de febrero de 2013

Lenguaje periodístico _ 2. REPORTAJE


¿Se han convertido, los robos en un hábito?

Los trabajadores tienen que afrontar una práctica cada vez mas normal, el robo.

Los recientes estudios demuestran que ha surgido un incremento sustancial de los robos en las grandes superficies comerciales de España desde el inicio de la crisis, haciendo algo habitual que un empleado confronte de 3 o 4 robos por semana.

En los últimos años España ha sufrido un aumento en delitos de robo  y uno de los mayores factores que lo han potenciado ha sido  la crisis que están sufriendo los ciudadanos españoles en estos momentos. Los empleados de las grandes superficies se encuentran en un punto bastante crítico, durante su trabajo debido a que ha aumentado las veces en las que tiene que tratar con delincuentes lo que provoca una mayor posibilidad de salir lastimado en el proceso.

Los datos del ministerio del interior acreditan que de verdad hay un aumento en los robos. El número de robos del 2012 ha incrementado un 8% respecto al anterior año sobre todo destacando el incremento del robo con violencia y en domicilios. 
En la gráfica  podemos observar claramente el incremento de los robos frente a otras formas de obtención de bienes ajenos.


 He podido conocer uno de estos casos de primera mano en los que debido a que el individuo que cometía el hurto no quería devolver las posesiones a la tienda tuvo que intervenir la policía ya que en los últimos momentos de la discusión entre empleados y ladrón este último llego a amenazarlos y estuvo a punto de llegar a las manos.

La empleada en cuestión que sufrió dicha situación me ha permitido conocer a la presión que se sienten sometidos los trabajadores que se encuentran en este tipo de empleos, ellos demandan mayor protección es sus zonas de trabajo para prevenir que un simple robo puede convertirse en algo más grave.

4 comentarios:

Eva Perez dijo...

Si desde luego este país cada vez es menos seguro. Y sin ir más lejos donde vivimos (algunos), en un barrio de Fuenlabra, Loranca. Desde hace unas semanas se ven coches de policías casi todos los días. El otro día mis padres vieron como un "gitano" robaba una moto y poco tiempo después la policia aparecía detrás de él. O como a un compañero del Dionisio Aguado al que le robaron el móvil y la chaqueta justo al lado de la calle. ¡Y todo por la crisis! (Creo yo) ¿Qué opinais?

Carla Portillo dijo...

Bueno, yo considero que la crisis si que puede llevar a eso... pero también creo que es una excusa para hacer el mal. Alguien bueno no hace eso ni aunque esté muy necesitado. Pienso que la única cosa positiva de la crisis es que nos estamos haciendo más solidarios. Ya he visto varias noticias en TV sobre hechos solidarios... por ejemplo, una familia que tenía un piso de más, que no usaban, lo prestó a una familia que estaba en la calle sin cobrarles ni un duro. Poniendo un ejemplo más adecuado para mostrar que no puede justificarse el robo con la crisis es que un hombre que estaba parado y tenía graves problemas económicos, se encontró con bastante dinero en un monedero y lo llevó a la policía. Pienso que depende de la persona y no de la capacidad económica.

Antonia dijo...

Es cierto, Carla. Yo también he oído esas noticias... pero entiendo que quizá se une a situaciones personales muy difíciles, la situación de falta de perspectiva de futuro y eso puede hacer aparecer de forma más visible la delincuencia. Realmente hay que hacer un esfuerzo por mantener el optimismo por lo que noticias como las que señala Carla, creo que nos ayudan a mantener la esperanza en el individuo.
Buen reportaje, Álvaro.

Rocío dijo...

Opino que es cierto que con la crisis haya aumentado el número de robos, pero no creo que sea algo generalizado, todo el que se ve necesitado de dinero no roba, sino solo una gran minoría.
Por el contrario, aquellos que tienen el hurto como forma de vida, por lo general, no pasan mucha necesidad. Hay un perfil de ladrón que va en traje y tiene cochazo, porque al fin y al cabo ese es su negocio, y si son expertos pues ganan más que cualquier persona que no tenga trabajo, por supuesto...
Por último, comentar que cada vez oigo casos de robos más cercanos, sin ir más lejos, el viernes mismo le robaron a mi hermana el bolso en la facultad, aunque milagrosamente le llamaron de la policía porque apareció, sin dinero pero con la documentación, libros, cartera, etc. Y en cierto modo se "agradece" porque al quitarte una cartera es mayor el problema que te causa el robo de la documentación que el dinero que puedas llevar dentro (sobretodo a nuestras edades).