15 de enero de 2013

Cultura, pero al completo.

     La cultura está definida como el conjunto de conocimientos adquiridos que tiene una determinada persona, pero al parecer en nuestra sociedad no todos estos conocimientos tienen el mismo valor, ¿por qué?

     El primer aspecto que debemos tomar en cuenta es cuáles de ellos son más importantes, así es destacable la lengua (la gramática y la ortografía); cuanto mejor sepa hablar o escribir uno, más apariencia de sabio o culto tendrá, y es notable que a cualquier fallo cometido en este aspecto , el emisor es corregido o amonestado incluso en conversaciones coloquiales. En un grado posterior podríamos decir que se encontraría la literatura, la historia y demás humanidades; nadie que no sepa en qué año comenzó una gran guerra o sucedió un importante hecho histórico en general, o que no sepa citar varios autores y obras de todas las épocas literarias, seguramente será caracterizado de inculto. Sin embargo, pasando al ámbito científico y tecnológico, a nadie le conmueve mucho si un año-luz pasa a ser una medida de tiempo (en vez de distancia) o si un determinado aparato pasa a denominarse "cachivache".

     ¿A qué se debe esta gran diferencia? Primeramente podemos justificar la gran importancia de la lengua ya que es es el método característico del ser humano para desarrollarse como tal, exponiendo ideas, pensamientos, etc; por lo que su correcta utilización es fundamental, pero ¿no es más fundamental saber de qué estamos compuesto, cuáles son las razones por las que existimos, cómo es el lugar donde vivimos, y por qué leyes está regido todo esto, que saber que ha hecho el ser humano durante su estancia en el universo, destacando solo a algunos de ellos en sus actos y obras, cosas arbitrarias que podían haber sucedido de cualquier otra manera ya que solo están subordinadas a la voluntad de estos determinados individuos que incluso a veces, al menos en parte se centran el ocio (como la literatura por ejemplo)? Pues bien, mi respuesta es sí, mi respuesta es: esto es más importante incluso que la lengua, pero dado que sin ella nos sería muy difícil llegar a todo esto, démosla esa prioridad.

2 comentarios:

Antonia dijo...

Completamente de acuerdo.
Buena reflexión y argumentación, Ángel

Carla Portillo dijo...

Me gusta cómo usas las interrogaciones retóricas. Lo tomaré como ejemplo para mejorar mis argumentaciones :) gracias