31 de octubre de 2012

El amor romántico, el amor

     Bécquer, escritor postromántico del siglo XIX, definió el amor como algo ideal, con moldes estéticos perfectos, con encuentros fugaces tales como un suspiro, una mirada, ... Así todo esto está cargado de positivismo, pero nunca será eterno, en general nada es eterno para este escritos. Mas, ¿es este el amor existente actualmente?

     Cierto es que a simple vista parece ser que es todo lo contrario, de hecho, tenemos contratos sociales que firman el amor eterno, el matrimonio. Además de esto, la ética mayoritariamente enseñada es la de que el físico no es tan importante como el interior de la persona; sin embargo también existe el divorcio y contratos más débiles como las denominadas "parejas de hecho" y, bien es que no nos fijamos exclusivamente en el físico de una persona (cosa que Béquer seguramente tampoco hacía), sino que al enamorarnos, idealizamos a esa persona y todos sus defectos desaparecen, creando una imagen irreal de esta.
     Por otro lado muchos científicos establecen que el amor, producto de reacciones electroquímicas producidas en el cerebro, no puede ser eterno. De esta manera, la doctora Helen Fisher, para los amantes que comparten su vida día a día, el amor no traspasa de los dieciocho meses a los tres años, debido a que el estado de exaltación y ansiedad que implica estar enamorado, y para otros científicos mexicanos, más optimistas en cuanto al tiempo (hasta cuatro años), el amor ocupa todas las neuronas mediante segregaciones de sustancias químicas no pudiéndose sino pensar en el ser amado, lo que explicaría ese sentimiento de que es tan bonito que va a ser para siempre, y la idealización de la persona amada. El único punto que no está demostrado aún es ese periodo que puede llegar a durar este sentimiento; para Eduart Punset sería todavía más, entre cinco y siete años, tiempo necesitado para procrear durante mucho tiempo, y que como actualmente este periodo dura más, se podría decir que estaríamos aprendiendo a amar durante más tiempo (una de cada diez parejas que llevaban juntos veinte años, en un experimento, sentían con la misma intensidad que parejas que acababan de iniciar su relación), pero nunca eternamente.

     De esta manera, podemos decir que, en conclusión el amor se define de una manera u otra según la época vivida pudiendo ser esta definición dependiente de movimientos culturales, religiones, etc.,pero verdaderamente siempre será igual, ya que  se trata de un proceso químico y por tanto está regido por ciertas leyes científicas, a la cual se asemeja en gran parte el amor definido por Bécquer.

4 comentarios:

Tami Fernández Delgado dijo...

Ángel me ha encantado tu entrada y como has dado datos científicos sobre el tema, pero yo pienso que en la actualidad muchas veces se piensa que se esta enamorado cuando en verdad no lo estas y eso, según mi punto de vista, es debido a que el amor se va sintiendo más según se va madurando.
Gracias por dar tu punto de vista, me ha gustado mucho :)

Carla Portillo dijo...

Estoy muy de acuerdo con Tamara, los datos científicos está muy bien aportarlos. Me ha gustado tu punto de vista. :)

Antonia dijo...

El punto científico que le has dado al amor, al sentimiento está en consonancia con la ciencia moderna, que se empeña en descubrir los procesos químicos que se originan cuando sentimos... Quizá sea la forma de entender lo que durante muchos años se ha llamado el "alma" ... Aquello que nos singulariza, es nuestra forma de sentir.
Muy buen trabajo, Ángel

Angel Lopez B1A dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios :)