3 de marzo de 2012

¿Quién fue Máximo Ballesteros?


Al igual que todos, Máximo tiene varias facetas, varias caras, varios "yoes". Y cada uno de ellos viene fijado por la perspectiva con la que se mire a este personaje.


Lo que bien tenemos claro es que Máximo Ballesteros ha muerto, pues su esquela aparece en el periódico, tiene una esposa: Carmen, una hermana: Renata, con la cual no tiene mucha relación ya que no es muy apegado a la familia (según ella) y numerosas amantes, o eso parece. 


Todo en esta obra son testimonios y apariencias. Si bien tenemos personajes que afirman que Máximo Ballesteros era un buen hombre, parecido a Velázquez o a otros muchos personajes reconocidos, también tenemos a caracteres que nos hablan de un Máximo Ballesteros orgulloso, sin vergüenza, preocupado solo de sí mismo, traidor... 


Durante todas las misivas se da un debate entre una muerte súbita (por trombosis cerebral), un suicidio (por un tiro) o un asesinato a manos de su mujer, Carmen, debido a los celos. Este último se sustenta en una de las epístolas en la que una amiga de Carmen le redacta "Deberían condecorarte por haber acabado con él". La relación con su mujer no está clara, hay varias cartas que opinan que se casó con ella por amor pero luego hay otras que postulan que no la quiere pues solo sabía demandar cosas y discutir con ella. Además de la interminable lista de amantes que poseía. Estas, probablemente como bien dice la propia Carmen, se debían al recato que había llevado a cabo su mujer que, según sus propias palabras, le había obligado a su marido a salir a buscar en otras lo que ella no le ofrecía; este recato venía impuesto por un sacerdote amigo de Carmen. 


Por otra parte, tenemos la personalidad de Máximo Ballesteros. Mientras que alguna amante le tacha de uno más, poca cosa, impuntual, inseguro y exquisito. Hay amigos que nos dan algún detalle más, si bien se deja claro que a contadas personas les caía bien el personaje. No tuvo hijos con su esposa, pero sí se da una mención a una hija, Ofelia, la cual está enferma y le pasaba una pensión, por lo que vemos que tan poco generoso como se le pinta en algunas misivas no era. Se le retrata tímido, contradictorio, una persona de la que no se sabe nada, ni siquiera su trabajo u ocupación. No le gustaba el cine, los toros, el teatro... prefería ser un protagonista que un mero espectador, además era un mal perdedor. Prefería también los libros escritos por borrachos, antes que por sobrios, como bien dice un amigo en su distinción de la literatura. 


Así vemos que este personaje no queda claramente definido, por lo que el juego no puede llegar a finalizar jamás puesto que la meta es averiguar quién es Máximo Ballesteros. Para cada persona que escribe una carta es alguien distinto, para sus "amigos" es una persona, para su mujer otra, para algunas amantes otro, etc. Esto nos recuerda a los "medios seres" de Ramón Gómez de la Serna.


Max Aub

2 comentarios:

Antonia dijo...

Buen trabajo, Lucía
Efectivamente el recuerdo de los "medios seres" de Ramón Gómez de la Serna debe venirnos a la mente: personaje contradictorio, apenas conocido por sus amistades,familia, esposa...tierno y ala vez cortante ... quién los conoce, quién es ...
Espero que te haya gustado la experiencia de una "lectura vanguardista".

Lucía dijo...

No estuvo mal pero me quedé con las ganas de terminar de leer toda la baraja, ya que, por ejemplo, en mis cartas había alguna que dejaba entrever un maltrato hacia alguna amante, por lo que daba algún dato aún más sospechoso sobre Máximo Ballesteros.

En cualquier caso fue una lectura sumamente entretenida y, como mínimo, distinta.