27 de marzo de 2012

El lenguaje sexista en la lengua española.

Desde el siglo XX, la mujer ha ido adquiriendo derechos, ya que siempre ha tenido un trato inferior al de los hombres, y menos derechos, tanto que se las llegaba a tratar como simples objetos. Poco a poco fueron reclamando igualdad, y aunque les costó, y mucho, lo consiguieron.
Hoy en día, tienen los mismos derechos que los hombres, por lo menos en los países desarrollados, pero hay algo que a una parte de la población les incomoda, y esto que les incomoda es que ven la lengua española como sexista.
El lenguaje sexista es aquel que de alguna forma discrimina a los hombres o mujeres. En el caso de la lengua española, dicen que las palabras genéricas que usamos son masculinas, por ejemplo usamos el hombre para referirnos a la raza humana, y así como con otras palabras como "todos, alumnos, profesorado…"
También, en el refranero español se dan casos como: “la mujer, la pierna quebrada y en casa”, “llantos no se han de creer de viejo, niño y mujer” “no llores como una mujer lo que no has defendido como un hombre” … etc.
A pesar de todo esto, investigadores,como Álvaro García Meseguer, afirman que el español no es una lengua tan sexita como el inglés ya que en la misma gramática, en el español, tiene por forma no marcada el masculino de los sustantivos y adjetivos, de forma que pasa a ser el género masculino el incluyente (los alumnos de esta clase, engloba a hombres y mujeres).
En mi opinión, sin lugar a dudas, la mujer tiene que tener los mismos derechos que los hombres, pero también pienso que la lengua española no es sexista, aunque sí hay cosas que deberíamos cambiar como las palabras que en femenino son un insulto y en masculino son algo bueno como el caso de “eres un zorro”, y “eres una zorra”.
En conclusión yo diría que el lenguaje es sexista si lo empleas mal, no hay necesidad de cambiarlo, además de que gran parte de la población, incluido mujeres se negarían, es nuestra lengua y es fruto de la evolución de lenguas más antiguas, por lo tanto si ha de cambiar debe ser mediante un proceso de evolución, poco a poco, como lo ha hecho hasta ahora, y no cambiándola por la fuerza, ya que también es verdad que parte de las cosas que se denominan sexismo están dentro de la raíz de nuestra lengua y para cambiarlo serían cambios un poco bruscos.

No hay comentarios: