1 de febrero de 2012

La piratería, ¿limita la libertad de expresión de los artistas?

La piratería es una práctica de saqueo organizada, una manera de robo con afán de lucro, y por lo tanto, a mi juicio, y basándome en la definición del propio término, la respuesta a la pregunta es sí, la piratería limita la libertad de expresión de los artistas.
La duda, en mi opinión, es si es ésta la palabra adecuada para encajarla en el contexto que examinamos.

Al margen de la duda expresada anteriormente, la piratería atenta contra el derecho de expresión y creación de los artistas, y a su vez, representa así mismo un freno parcial en los ingresos económicos de éstos, los cuales, no ven en este sistema de venta el modo más ideal de representarles y reconocerles.

Esta limitación en los derechos de los artistas representa una minusvalía en su actividad creadora que los desmoraliza, ya que ven en su trabajo un reconocimiento mínimo, desproporcional a lo que se merecen.

Así ha sido reconocido por las leyes , y de hecho, se han establecido diversos métodos para combatirla, como campañas de sensibilización sobre la protección de los derechos de la propiedad intelectual.

Por lo tanto , la piratería sí limita la libertad de expresión de los artistas, puesto que influye sobre la actitud de éstos, alterando su propia creatividad.

6 comentarios:

Antonia dijo...

Es cierto que debe ser desmoralizador ver tu obra que circula en copias piratas que quizá no mantengan la calidad ... con lo que al final el producto que llega al receptor tiene poco que ver con el producido por el artísta... No sé si he entendido bien tu argumentación.

Lidia Carrasco dijo...

Ya que mi opinión es contraria, haré una serie de comentarios sobre el texto que acabo de leer.

Respecto a que los artistas "ven en su trabajo un reconocimiento mínimo desproporcional a lo que se merecen..." yo me pregunto: ¿y el resto de personas se merecen algo menos? ¿acaso el trabajo de un obrero está bien reconocido? ¿No se merece un médico mayor reconocimiento del que se le da?.
Mientras que estos artistas están cobrando miles y miles de euros por trabajar en algo que aman, hay personas que se levantan a las 7 de la mañana para ir a trabajar y no regresan hasta la tarde... y aún así dan gracias por tener un sueldo.
Sinceramente, creo que los artistas son unos afortunados por trabajar en aquello que les gusta, adquirir fama y con ello privilegios, conocer a multitud de personas y que encima la gente les quiera. ¿Y se lamentan por perder una pequeña cantidad de dinero por la piratería? Gracias a esa piratería muchos artistas son conocidos, lo que les permite dar conciertos con la consecuente suma de dinero (entre otras formas de adquirirlo). Además, se siguen vendiendo millones de discos, libros, juegos... etc. Y más se venderían si se bajasen los precios.

Elena dijo...

Estoy de acuerdo con Lidia Carrasco y, obviamente, mi opinión es contraria a la de Lidia Tomás. Yo creo que la piratería no limita la libertad de expresión de los artistas; es más, creo que en cierto modo les "obliga" a seguir creando. Me explico: en Internet cualquier canción, cualquier película, cualquier videoclip en general se difunde con una rapidez inimaginable. Si tu creas algo bueno y quieres que sea mejor que todo lo demás que circula por esta vía tendrás que esforzarte en hacer que lo sea. Gracias a esta rápida difusión, tu proyecto (con esto me refiero a canción fundamentalmente) podrá llegar a más gente que más tarde acudirá a tus conciertos, con lo que la suma total de dinero recaudada sigue siendo la misma. ¿Cuántos artistas conocerías si no pudieses escucharlos por Internet o descargar su música? Yo creo que ni la mitad de los que conoces ahora. ¿Tienes los CDs de todos aquellos cantantes de los que a lo mejor simplemente te gusta una canción? Yo, sinceramente, no lo compraría. Así mismo, creo que esta rápida difusión de canciones obliga al artista a seguir creando más, a poder expresarse por medio de la música, en ningún momento, en mi opinión, se limita dicha libertad de expresión. Creo que la piratería no es un factor que participa.

Me gustaría añadir, que es estoy totalmente de acuerdo con Lidia Carrasco. Creo que el reconocimiento de un artista siempre está dirigido solo a este, pero hay un montón de personas detrás de él que trabajan incluso más duro.

peter dijo...

Estoy a favor de la postura de Lidia Tomás, la piratería limita la libertad de expresión de los artistas.
Como dice Lidia : la piratería sí limita la libertad de expresión de los artistas, puesto que influye sobre la actitud de éstos.
Y en contra de lo propuesto por Lidia Carrasco que afirma que el trabajo de obreros y medicos no es reconocido, al contrario, sus esfuerzos no pueden "copiarse" y "pegarse" en una pagina web, cobran por ello, asi que si son reconocidos, y generaliza el hecho de que no les guste su trabajo, pero este tema no es parte del debate.
Además tambien generaliza al mencionar solo a los artistas conocidos, pero ¿y que hay de los que no pueden dar conciertos por que todavia no han sacado un disco? ya que las discográficas no pueden subvencionarlos por el riesgo a perder dinero.
Y en contra de los comentado por Elena al final de su refutación: hay un montón de personas detrás de él (artista) que trabajan incluso más duro. Ellos tampoco pueden cobrar si discos, peliculas, programas y videojuegos solo se merecen un click en internet.

Lidia Carrasco dijo...

Quería decir que el trabajo de los médicos, por ejemplo, no se cuelga en la red a no ser que sean famosos o que hayan descubierto algo importante, puesto que cuando ocurre eso, los periódicos, las revistas, internet, exponen el trabajo realizado por dichos médicos sobre el cual las personas se pueden informar libremente. Con esto, esas personas, llámalas médicos, científicos, llámalo X, adquieren fama y reconocimiento, al igual que los artistas, con la diferencia de que ellos sí te cobran por "informarte", por leer sus libros, escuchar su música, ver sus películas...

Respecto a "que no les guste su trabajo no es un tema que forme parte del debate", yo creo que sí lo es, y es fundamental. ¿A quién le puede gustar pasarse 8-12 horas diarias currando, en malas condiciones, dejándote el alma, escuchando charlas, obedeciendo a tus superiores, trabajando en ámbitos poco saludables, sin parar y por una "pequeña" cantidad de dinero?. Y aún así, ellos dan gracias por poder trabajar y ganar un sueldo. Un artista, que seguramente también trabajará mucho, lo hace en condiciones normales, incluso en buenas condiciones puesto que tienen ese añadido de que adoran su trabajo. Sin embargo, estos cobran mucho más dinero y aún así se quejan porque pierden un poco no vendiendo tantos discos. Hay que ser un poquito más agradecido, más honrado y más humilde.

Por último, quiero decir que eso de que "los artistas no conocidos no pueden dar conciertos si no han sacado un disco", no es del todo cierto. No se necesita una discografía para promocionarse o para sacar un disco. Hace falta trabajo, inteligencia y talento.
Yo, por ejemplo, tengo amigos que se están haciendo poco a poco famosos gracias a que se promocionan por internet, cuelgan su música, y teniendo contactos e ilusión ya han dado varios conciertos y, de momento, no obtienen muchos beneficios porque sus maquetas/discos los venden baratos y ese dinero lo invierten en seguir creando música. Lo único que quieren hacer es aquello que les gusta hacer: demostrar su talento.

peter dijo...

Entonces estará de acuerdo con nosotros (defensores de que la pirateria SI limita la libertad de expresion) de que cada profesión debe ser justamente remunerada, ya sea médico o cantante, obrero o escritor.

Además hay más formas de acceder a la cultura a parte de la descarga ilegal de contenidos, cuyo ejemplo mas notable pueden ser la bibliotecas, donde no solo dispone de una amplia variedad de libros, si no también de películas, CDs de música y hasta videojuegos. Tambien existen canales de streaming con una amplia variedad de contenidos gratuitos (spotify). Además de que ahora mismo muchos de los lugares de venta de musica o libros, como por ejemplo la FNAC, nos permiten escuchar tanto musica o leer libros sin obligación de adquirirlos previamente.

"¿A quién le puede gustar pasarse 8-12 horas diarias currando, en malas condiciones, dejándote el alma, escuchando charlas, obedeciendo a tus superiores, trabajando en ámbitos poco saludables, sin parar y por una "pequeña" cantidad de dinero?"

sigue usted generalizando: los medicos, por lo menos a los que yo acudo y tambien espero que usted, no trabajan en "malas condiciones" y esperemos que obedezcan a sus superiores en caso de que los tengan. Además alguien que estudia años para ser medico y no le guste serlo suena bastante extraño, ¿no cree?

esperemos que a sus amigos les siga llendo bien, y que puedan seguir cobrando por su trabajo.