6 de noviembre de 2011

Ya somos siete mil millones de personas

  Según las informaciones de la OMS, el lunes 31 de Octubre del 2011 nació el habitante siete mil millón del planeta tierra, aunque no se sabe si es una niña filipina o un niño ruso.
Este tema crea una fuerte discusión, ya que hace un par de años, nadie pensaba que La Tierra pudiera albergar a siete mil millones de habitantes y, como se puede ver, ya hemos sobrepasado esa cifra. Muchos se preguntan si la población sigue aumentando, como se abastecerá a todas las personas, ya que la población sigue creciendo y los recursos naturales, algunos, están disminuyendo, véase los materiales fósiles. Entonces, debemos buscar una solución, desde tener que cultivar más, aunque sea en invernaderos, lo que plantea otro problema: el precio de los alimentos, ya que al haber mayor demanda, la comida nos costará más y habrá gente que podría pagarlo. Por lo que el crecimiento de la población, en Asia y en África, plantea problemas de pobreza en estos continentes, acrecentados por las escasísimas ayudas del Primer Mundo. Hay algunas personas que opinan que, si hay falta de espacio en La Tierra, cultivemos en estaciones espaciales con condiciones terrestres e, incluso otros dicen que en otros planetas. Ambas soluciones podrían llevar demasiado tiempo y en ese tiempo, los niños que nacen están muriendo debido a los escasos recursos y ayudas a estos dos continentes, es decir, la edad media del planeta aumenta. Aunque esto puede ir a peor, las estadísticas de la OMS dicen que para el año 2050 la población aumentará a los nueve mil millones de personas, dos mil millones más que ahora.
    Para muchos, la crecida de la población es debida a la fuerte natalidad en los continentes asiático y africano, ya que en América, Australia y Europa, esa natalidad ha decaído, envejeciendo a la población. Una solución, quizá, sería que los gobiernos de los países de dichos continentes pusieran medidas contra la concepción masiva, para evitar la superpoblación en países como, por ejemplo, China y la India.

12 comentarios:

Antonia dijo...

Son muchas ls propuestas que se han vertido para intentar dar respuesta al problema de la superpoblación: control de natalidad, investigación en alimentos trasgénicos, espacios verticales para el alojamiento... colonización de otros planetas o bien puesta en órbita estaciones espaciales artificiales... De todo esto, lo que ha quedado claro es que la necesidad de que los recursos se repartan es evidente.
Buen trabajo.

Javier Cristóbal García dijo...

Yo creo que tu opinión futurista sobre la colonización de otros planetas de las condiciones de nuestro planeta, esta hoy en día e incluso dentro de 50 años fuera de la realidad ya que todavía no se conoce el planeta idóneo y si se conoce, estaría lo suficientemente lejos como para gastar demasiado dinero en naves de prueba, combustible y demás cosas. Por ello, no lo veo como solución a esta crisis demográfica.

Daniel Caro dijo...

A pesar de ser futurista, puede ser una opción de aquí a 50-100 años, ya que aunque no tengamos el plantea idóneo, tenemos la suficiente tecnología para poder colonizar planteas.

Javier Cristóbal García dijo...

Creo que tu mismo te contradices, diciendo que "puede ser una opción de aquí a 50-100 años" (FUTURO) y más tarde con la primera persona del plural "tenemos" (PRESENTE). Todavía no precisamos de esa tecnología. Todavía tenemos problemas al mandar naves y satélites, no todos superan la atmósfera... por lo tanto, si nos cuesta llegar a la luna, ¿crees que podamos llegar a un hipotético planeta mas allá de nuestra Vía Láctea?. El debate está servido.

Daniel Caro dijo...

No es necesario, tenemos aquí "cerca" La Luna y Marte, que son dos astros que perfectamente podrían ser habitados, aunque requeriría tiempo.

Juanfran Rodríguez dijo...

Desde mi punto de vista, la solución está en un mejor reparto de todos los recursos existentes en la Tierra. Sin embargo, tenemos que avanzar mucho en cuestión de materiales y combustibles para que los viajes espaciales se puedan realizar, cosa que no veo que esté tan lejano porque en nuestros días ya estamos haciendo ese avance.

Lucía dijo...

La contradicción que hay aquí, a mi parecer, es que el problema es una cuestión presente, que requiere de soluciones apropiadas a corto-medio plazo, la población de algunas zonas del globo YA se muere de hambre por incapacidad de acceder a los alimentos que ELLOS MISMOS CULTIVAN, ya que esos alimentos son enviados al primer mundo. Y la solución propuesta es una solución a medias, ya que sería a largo plazo, con lo cual, hasta que fuera factible tardaríamos mucho tiempo y se seguirían muriendo más y más personas, aumentando drásticamente el número. Y sería una solución que, en mi opinión, como todo, solo beneficiaría a los países ricos, que serían quien financiarían dicho avance y los que se quedarían esa riqueza en alimentos.
De ahí vemos que el problema no es no tener recursos, que los tenemos y más que suficientes, sino en cómo están repartidos.

Antonia dijo...

¡Qué interesante!
Coincido en que la Ciencia debe dar respuesta... ahora bien, como bien dice Lucía, el problema es actual, de ahora y hay que buscar soluciones que atajen el problema aunque sea de una manera no definitiva.. y para ello estaría bien que los países ricos reconocociesen de dónde les viene su riqueza (que en muchos casos se localiza en países del llamado "tercer mundo") y actuaran con justicia.

Carlos dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dice Lucía y la profesora, pro a mi parecer no creo que los países actúen con justicia básicamente porque perderían dinero y recursos y no es lo que les interesa a los países ricos, sino que prima la avaricia y no la solidaridad, aunque sería una de las soluciones más rápidas que se puede encontrar. En cuanto a lo de vivir en otros planetas yo pienso que se puede realizar pero no ahora ni dentro de 100 años, sino más tiempo, más que nada porque no se va a buscar una solución hasta que no sea necesario.

Javier Cristóbal García dijo...

He ahí la forma de actuar del ser humano... Se empezará a buscar soluciones cuando sea demasiado tarde para arreglarlo y cuando sea necesario.

Daniel Caro dijo...

Es que el problema también reside en que nadie mira por los intereses de los países pobres, ¡Ni sus propios gobernadores! Siempre ellos son los perjudicados y nadie encuentra una solución, porque nadie quiere ceder ni un céntimo hacia estas personas.

Javier Cristóbal García dijo...

Como dije previamente, el principal problema es de carácter económico.