29 de septiembre de 2011

A primera hora, hoy en clase

Antonio Romero no ha echado una mano al corregir el ejercicio que sobre una de las cartas de José Cadalso nos proponía el libro de texto: realmente ha dado en el clavo con su corrección (lo cual merece una felicitación).

Este vídeo nos muestra algunos de los contenidos vistos en clase,... (espero que la sonrisa acompañe el visionado)








Al dar por terminada la prosa, hemos comenzado con unos conceptos previos referidos al ámbito del género dramático : (Los términos resaltados te llevan a páginas externas al blog que tratan el tema que estamos viendo: pincha sobre ellos)
 
  1. La obra dramática se divide en ACTOS (en otros momentos históricos-literarios, JORNADAS): estructuran la obra teatral . Los actos se estructuran en ESCENAS, las cuales vienen definidas por las entradas y salidadas de personajes.
  2. El autor teatral se comunica con el director de la puesta en escena a través de las ACOTACIONES: indicaciones sobre la actitud de los personajes, sobre el decorado...
  3. Dentro de la obra, en el propio texto teatral nos encontramos APARTES mediante ellos, los personajes dirigen a los espectadores y les hacen partícipes de lo que "realmente" piensan, o comporten una crítica irónica, cómica, etc. 

El sí de las niñas


Los personajes fundamentales,

 - Don Diego, gracias a este personaje descubrimos: Valores de la esposa perfecta, la educación “tan valiosa” que ha recibido la niña , cuáles son las virtudes valoradas positivamente en el hombre.

- Doña Irene,  personajes elegido por el autor para evidenciar el "falso amor materno".

- Doña Francisca, jovencita que ha aprendido "muy bien" como vivir en una sociedad  que niega derechos  a la mujer y la violenta.

- Don Carlos, el joven galán "salvador" de su dama: valiente... pero  realista.

- Criados: Cala(que no li)mocha, Simón, Rita ... completan el cuadro de personajes

.... Empezamos la lectura del ACTO I ... y se nos acabó la clase...¡en lo mejor!... 

Haced comentarios a esta entrada, expresando vuestra visión de alguno/s de los personajes que hemos comentado en clase ...


20 comentarios:

Elena dijo...

Ya que comento en esta entrada me gustaría hacer una pregunta sobre la anterior. En el texto que redactemos, ¿es obligatorio hablar de la educación en España o podemos hacer referencia a otros países, aunque sea para contrastar?

Y la verdad es que un personaje que, pienso, no me va a gustar nada de la obra será la madre, Doña Irene, supongo que a mi no me gustaría tener un madre así y me va a resultar un poco antipática...pero ya veré.

Antonia dijo...

Tienes razón, Elena. Coincido con tu apreciación sobre doña Irene, sin embargo, hemos de hacer un esfuerzo y "recordar" que los personajes del teatro neoclásico más que seres reales, representan ideas, conceptos... por lo que es posible pensar que no exisitiera una doña Irene tal y como nos la refleja Moratín.

En cuanto a tu pregunta: Sí, claro que puedes hacer referencia a otros países.

Lucía dijo...

Al igual que Elena, antes de nada, me gustaría hacer una pregunta sobre la redacción. ¿Qué extensión, aproximada, debe tener? Es por adecuarme a ella.

A mí, al contrario que a Elena, la que me parece que me va a caer bastante peor que todos los demás personajes, es una apreciación previa ante todo, es doña Paquita.

En mi opinión, su infantilidad, su aparente "inocencia" (que luego se descubre que no es tal) y la ñoñería que augura no son cualidades de mi agrado. A mi parecer, yo que soy un poquito revolucionaria, debería imponerse (ya sé que la han educado así y su madre es una tirana, pero eso no quita para que algo en ella haga "click" y luche por lo que quiera) y tomar un poco las riendas de su vida.

Todo ello desde un punto de vista de esta época, como es el que tenemos todos, así que me figuro que en la época de la obra era algo sumamente normal.

Creo que me he pasado un poco con la extensión del comentario.

Daniel Caro dijo...

Ya que hay dudas sobre el tema de la redacción, yo tenía otra duda. ¿La redacción debemos entregarla en formato papel o en formato digital?

Sobre el tema de los personajes, yo creo que la que peor me caerá será Doña Irene, de muy férreos valores y tradicionales.

Melissa dijo...

Comentando un poco sobre el personaje de Paquita, estoy en parte de acuerdo con Lucía, parece ser un personaje, tal vez adecuado a esa época, pero al que yo etiquetaría de "antiguo".

En cuanto a la madre, me parece un personaje poco agradable, ya que se muestra como un personaje egoísta, ruin, codicioso, al que la felicidad de su hija parece no importarle demasiado. Por lo que da una cierta idea de ser para ella una marioneta.

Siendo esto una previa apreciación de algunos personajes.

Antonia dijo...

Hola Lucía,
Es cierto que Paquita debería atreverse a algo más, pero bueno además de la educación recibida, en la obra tiene 16 años, y bueno, en ocasiones no es fácil enfrentarse a situaciones límites. Por supuesto tu última apreciación es importante: desde una perspectiva actual la consideración de Paquita cambiaría totalmente ...
En cuanto a tu pregunta sobre la extensión del texto sobre "la educación y la igualdad entre sexos", estaría bien una hoja (la carilla de un folio), y puedes entregarlo vía mail.
Ya ves, yo también me he extendido mucho :)

Antonia dijo...

Hola Daniel,
como le he dicho a Lucía, puedes enviar tu texto vía mail, así lo podré corregir y reenviártelo.
Creo que tienes razón y doña Irene se llevará la copa antipatía.

Antonia dijo...

Hola Melissa, estás en lo cierto, los personajes peor parados son dos mujeres ¡! doña Irene y Paquita ... quizá la fábula que recoge Feijoo y vimos en clase (¿te acuerdas? la del león y el hombre) se pudiera aplicar aquí, ya que en última instancia el autor es un hombre, y los caballeros salen bien parados en la obra ... bueno no sé, el caso es que seguro que todos coincidiremos. Por supuesto, estamos dando primeras apreciaciones... quizá luego, una vez leída la obra, cambiemos de opinión ...

Borja dijo...

Desde mi punto de vista es bastante complicado juzgar los personajes de esta obra, pues no podemos olvidar que los valores que se encuentran presentes en la sociedad actual no eran los mismos que en aquella época.
Estoy de acuerdo en que Doña Paquita puede considerarse un personaje infantil e incluso ñoño, pero en mi opinión se trata de un falso infantilismo para conseguir todo lo que desea.
En cuanto a Don Diego creo que se trata de un personaje que me va a sorprender por su actitud con Doña Paquita, pues a pesar de su edad, va a mostrar una mentalidad muy avanzada para la época preocupándose constantemente por lo que Doña Paquita realmente siente.

Antonia dijo...

Hola Borja,
Sí don Diego es el personaje principal y el "ejemplo" que el autor nos propone para imitar ... por lo tanto es en él donde se encuentran las enseñanzas moralizadoras.
Tienes razón al decir que es complicado juzgar personajes característicos de dos siglos atrás pues ahora los valores han cambiado, pero quizá ahí esté la reflexión, ¿han cambiado realmente?

aldo dijo...

La opinión que tengo sobre el personaje de doña Paquita es la de una joven que carece de personalidad debido a los valores inculcados por el ámbito familiar y más concretamente, por los de su madre. Se aprecia que no tiene ni voz ni voto sobre las decisiones que se tomarán y que influirán en su vida, ni la valentía suficiente para expresar lo que de verdad siente.
El aspecto que en gran medida define a la madre de Francisca, doña Irene, es el interés, oponiendose a los sentimientos de su hija. Suele estar presente en las conversaciones entre su hija y don Diego, impidiendo que don Diego sepa la opinión de su futura mujer sobre él.
Refiriéndome al personaje principal, es un hombre mayor y con dinero. Comparte la opinión de que la mujer se debe ocupar de la casa. Preocupado por si a su edad será capaz de engendrar hijos, y sobre todo, si está de acuerdo doña Paquita con el futuro enlace. Representa a un hombre cabal y sensato, que parece no anteponer sus intereses a los sentimientos de los jóvenes enamorados.

Lidia Tomás dijo...

Al igual que Elena, el personaje que no me está gustando nada es doña Irene ya que tiene una postura muy egoísta (aunque en aquella época tenían puntos de vista diferentes a los actuales)ya que solo busca su satisfacción personal sin importarle la felicidad ni los sentimientos de su hija, valores que bajo mi punto de vista (y yo creo que el de todos) son los más importantes que debe valorar una madre; y sin embargo, doña Irene se basa más en el propio dinero, como si éste diera la felicidad..

Antonia dijo...

Hola Aldo,
La personalidad de doña Paquita muestra la pésima educación recibida pues ha sido una educación que no le ha dado autonomía. Estoy de acuerdo parece no tener voz ni voto ante aspectos que determinarán su vida futura.
Es cierto que uno de los aspectos que más sorprende de doña Irene es que siempre habla por su hija... Y has estado acertado al ver un rasgo de pura humanidad en don Diego: está preocupado por si podrá tener hijos ...

Antonia dijo...

Hola Lidia,
Está bien la introducción del tema de la felicidad frente a lo práctico y rentable ... Este desprecio hacia los sentimientos fue quizá una de las razones de la impopularidad del arte neoclásico.
Fenomenal la introducción de un nuevo tema.

Juanfran Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juanfran Rodríguez dijo...

Después de haberme leído el libro, quiero comentar que me ha parecido bastante entretenido de leer, sin que se hiciera muy pesado y la verdad que se lo recomendaría a todo el mundo, porque te hace ver cómo eran los ideales y los pensamientos de aquella época.
También destacar que el personaje que más me ha sorprendido es don Diego, ya que lo único que busca es casarse con doña Paquita, pero sobre todo que ella exprese sus sentimientos sin el impedimento de su madre. Doña Irene es un personaje, que como bien han dicho mis compañeros, sólo busca el ínteres y acaba siendo un poco irritante.

Lidia Carrasco dijo...

Una vez terminado el libro, quiero decir que me ha encantado el final.
Si tuviera que elegir un personaje favorito sería, sin duda, don Diego. Un hombre razonable, atento, comprensivo, maduro, que busca la sinceridad sin temor y que se preocupa realmente por doña Paquita.
Por otro lado, el personaje que menos me agrada es el de doña Irene, ya que ella es la que lleva las riendas de la vida de su hija, algo que me parece injusto.
Por último, hay que tener en cuenta la época en la que transcurre la obra y conocer las costumbres que se tenían para entender la postura de cada personaje.

Lucía dijo...

Al haber terminado el libro me he quedado con un muy buen sabor de boca. Quizás una de mis escenas favoritas haya sido en la que don Carlos le reprende a su tío que doña Francisca siempre le amará, y que cuando llore lo hará por él y no por don Diego. Ha sido muy bonito y duro como la realidad.

Uno de mis personajes favoritos ha sido don Carlos, dando todo por su amada pero, a la vez, sabiendo que no se podía enfrentar a su tío debido a la importancia de la posición y el dinero y, sobretodo, por el gran amor y respeto que le tiene a don Diego. Es el balance perfecto entre amante y sabio.

Al final doña Paquita no me ha caído tan mal, ni tampoco doña Irene, ningún personaje me ha despertado ningún odio. Son ideas, no evolucionan y por ello a ninguno le puedes coger un gran apego, tampoco una gran hincha.

Antonia dijo...

Hola Juan Fran y Lidia,
El personaje fundamental de la obra y el que mayor carga didáctica tiene es don Diego, por lo que debemos pensar que Moratín ha conseguido su objetivo, por otro lado, el personaje que encaarga los ideales tradicionales y que impiden el progreso es doña Irene.. también coincidimos todos.

Antonia dijo...

Hola Lucía,
Coincido en mi gusto personal por la escena que señalas :)
Me alegra que hayas hecho las paces con doña Paquita y que hayas descubierto a don Carlos.