3 de abril de 2011

La Literatura y la Historia - Texto Argumentativo

La literatura es el arte que utiliza como instrumento la palabra y desde el nacimiento del hombre ha sido un instrumento que ha utilizado para comunicarse, ofrecer su punto de vista, reflejar sus emociones y su estado de ánimo. Un arte que sirve para modificar pensamientos y para cambiar opiniones de los gustos más variados.

Sin embargo, a lo largo de la historia, se han ido sucediendo distintos movimientos literarios (como Neoclasicismo el Romanticismo, el Realismo o el Naturalismo entre muchos otros) a medida que el hombre iba desarrollando este arte y cada uno de ellos ha intentado comprender mediante distintas técnicas literarias el mundo que le rodeaba y no sólo comprenderlo, sino intentar cambiarlo, de una manera o de otra. Así, podemos dar distintos ejemplos de novelas que intentaron cambiar todo aquello que resultaba contrario al desarrollo intelectual del ser humano o simplemente, normas y convenciones sociales, por ejemplo, La Tribuna cuya autora, Emilia Pardo Bazán intentaba reflejar los problemas sociales a los que estaba sometido una buena parte de la sociedad, el proletariado, que vivía en condiciones de pobreza, en algunos casos extrema, y cuyos problemas y vivencias quedaban retratados en una novela que intentaba cambiar esta situación actuando como un espejo que reflejara esta situación tan decadente en la que vivía España. Otro ejemplo de estas comedias tan arraigadas y comprometidas con la causa y con el deseo del cambio, es El Sí de las Niñas de Moratín fechada a principios del siglo XIX intentaba cambiar con esas normas absurdas como , por ejemplo, los matrimonios de conveniencia, la autoridad desmesurada de los padres, etc…

Así, podemos concluir diciendo que la literatura además de ser un vehículo de transmisión de ideales, ha servido a lo largo de los siglos como una herramienta de cambio, un aliciente y una vía de escape mediante la que poder extender tus pensamientos de modo que tengan más influencia en las mentes de otras personas.Posee la fuerza suficiente para cambiar el mundo ya que, las razones, los motivos, las creencias, los sueños y las ideas de los escritores calan en las conciencias de las personas que los leen, educándolos, enseñándolos y, en definitiva, transformándolos en mejores seres humanos.

La literatura es el chaleco antiopresión, y espada, del revolucionario, pero como arma, el uso depende de quien la blanda.

2 comentarios:

Juan Pedro dijo...

Estoy de acuerdo con Laura, la literatura es una poderosa herramienta que está supeditada a la voluntad del autor, quien la puede manejar según quiera, y es en esto donde precisamente radica la fuerza de todo arte, incluido el de las palabras, en gozar de una libertad creativa y llevar a cabo una lucha por mejorar su sociedad.

Gemma dijo...

Las dos últimas frases son buenísimas, y en mi opinión, resumen perfectamente una visión de la literatura.