10 de abril de 2011

¿La literatura como arte social?

Desde hace varios siglos, la literatura ha sido utilizada para transmitir una serie de ideas determinadas. Los autores defendían sus tesis a través de diversas publicaciones. A lo largo de la historia en España han sido frecuentes los periodos de censura; esto afectó a la producción literaria de autores como Larra con sus artículos de crítica política y literaria y Clarín con su literatura combativa. Estos intelectuales lucharon por llegar a obtener una sociedad más justa y por tanto son un ejemplo a seguir por los escritores contemporáneos ya que son la base de la evolución.

Actualmente en España hay instaurada una democracia basada en un sistema parlamentario, por lo que los problemas de la sociedad son distintos a los de épocas anteriores. Sin embargo, no por ello son menos importantes, así que muchos periodistas, escritores e intelectuales intentan reflejar esas dificultades en sus publicaciones, acercándose así a una literatura comprometida con la sociedad. Otros autores prefieren considerar la literatura únicamente en su vertiente estética y así sus creaciones se alejan de los problemas de la sociedad para centrarse en épocas pasadas, hechos sobrenaturales, etc. A lo largo de los siglos, estos "dos tipos de autores" han existido simultáneamente, pero aquellos literatos que han basado sus obras en una literatura comprometida con el momento histórico que les ha tocado vivir, han obtenido un mayor reconocimiento puesto que han permitido que la sociedad reflexione y se produzcan cambios beneficiosos.

De esta forma, en el gran mundo de la literatura hay espacio para todo tipo de creaciones y por lo tanto los autores deben centrarse en publicar obras que reflejen sus ideales, ya sean por placer estético o por compromiso. Sin embargo, los críticos literarios otorgarán más importancia a los intelectuales que pretendan corregir los defectos del momento histórico que están viviendo.

No hay comentarios: