5 de noviembre de 2010

Bilingüismo y Diglosia en España

Según la Real Academia de la lengua española el bilingüismo es definido como el uso que hacemos habitualmente de dos lenguas en una misma región o por una misma persona; por lo que podemos decir que España en muchas zonas de su territorio es bilingüista puesto que con el castellano conviven otras lenguas como el catalán, el vasco y el gallego.

Es en la convivencia de dichas lenguas donde surge o puede surgir la diglosia pues mientras que una lengua goza de más prestigio social y político la otra se ve desprestigiada y dominada por la lengua que la sociedad ha impuesto directa o indirectamente como principal.

Pero, ¿Acaso somos nosotros los que por nuestro individualismo hacemos esa diferencia o es realmente la sociedad quien la hace?

En la actualidad, la diglosia quizá pueda surgir por muchos motivos como causas históricas , superioridad demográfica o económica ,la adquisición , herencia literaria…. Podemos ver claros ejemplos; si nos remontamos unos años atrás, donde la dictadura en nuestro país estaba vigente (1936-1975) podemos ver como solo se podía hablar el castellano de forma pública, las otras lenguas se dejaban para un ámbito más privado y familiar ya que el castellano es hablado por gente culta. Quizás no haga falta remontarnos tanto en el tiempo sino en la actualidad podemos ver ejemplos más claros de diglosia como es el caso de las escuelas donde en lugares en los que coexisten dos lenguas podemos ver como solo hay una asignatura para dicha lengua (como por ejemplo el gallego) las otras clases se dan en castellano, además con más frecuencia son los ejemplos de discriminación por la lengua en la que habla una persona ya que se la puede considerar más o menos culta , también se puede relacionar con su apariencia física o su forma de vestir.

Podríamos mencionar miles de ejemplos pero todos de forma individual o colectiva cometemos diglosia. Esto puede llegar a ser perjudicial porque no podemos discriminar a una lengua por tener más o menos prestigio literario o por ser económicamente más potente que otra, porque cada persona está vinculada con aquella lengua que haya aprendido desde pequeño y con la que se siente identificado, la sociedad no debería discriminar a ninguna persona, sociedad, país……por hablar en el idioma que ellos tienen para comunicarse.

1 comentario:

ANTONIA dijo...

A veces lo que para algunos sería simplificar la convivencia puede llevar consigo la discriminación de determinadas lenguas que son parte fundamental de individuos con los que compartimos nacionalidad y que por minoritario que sea no deja de ser una de las lenguas maternas de nuestro país.
Bien visto Alba